Inicio Relatos y Artículos Artículo «La Andalucía de Ávila» de Enrique Fernández Dégano

Artículo «La Andalucía de Ávila» de Enrique Fernández Dégano

296
0

Enrique Fernández Dégano, de San Esteban del Valle, nos envía el artículo «La Andalucía de Ávila», publicado en el Diario de Ávila el 7 de marzo de 2021, artículo que transcribimos literalmente.

San Esteban del Valle - TiétarTeVe
San Esteban del Valle

En el año 1925 publicó D. Abelardo  Rivera, a la sazón delegado gubernativo del Partido Judicial de Arenas de San Pedro, un libro de título muy revelador: La Andalucía de Ávila. Prologado por el gobernador civil y realizado con la inestimable colaboración de alcaldes, secretarios de ayuntamientos, párrocos, otras personas destacadas y colaboradores de los distintos pueblos de la comarca. Se trataba de una aproximación  al paisaje, historia, tradiciones, costumbres e idiosincrasia de los hombres y mujeres de estas tierras del sur de Ávila.

Bien es verdad que el mundo que refleja esta obra es un mundo hoy desaparecido en muchos aspectos,  pero del que permanece, -junto a fiestas, canciones folclóricas, algunas costumbres y tradiciones,  cultivos, productos etc.-, un elemento fundamental y representativo que concede carta de naturaleza a toda la comarca: el paisaje, las maravillas naturales.

Al tratar sobre este particular me viene a la memoria la figura del escritor romántico Enrique Gil y Carrasco quien en su novela histórica El Señor de Bembibre, germen de la novela regionalista posterior, fue capaz de que algo inmutable como el paisaje, que en esencia es siempre el mismo tanto en el pasado como en el presente, adquiriera protagonismo novelesco. Consiguiendo, en este caso, con el  paisaje del Bierzo (León), la ecuación perfecta entre el tiempo presente del escritor y el tiempo pasado en que transcurre la novela: el medieval momento histórico de la desaparición de la Orden del Temple; logrando que  el paisaje transcendiera, convirtiéndose en el auténtico  e indiscutible protagonista de la historia.

Tal es el caso que acontece con el paisaje que nos ocupa, con las exuberantes galas  naturales que desde siempre han ostentado  estas tierras del alfoz de Ávila en el medievo y que han  llevado el marbete de Andalucía de Ávila por su ubicación, características climáticas y variada vegetación.

Precisamente en el libro arriba citado se recoge una cita, fechada en San Esteban del Valle en 1925, de Dª Casilda Antón del Olmet,  una escritora andaluza aunque de ascendencia catalana que da muestras de una gran sensibilidad hacia el paisaje, aplicable tanto para el Barranco de las Cinco Villas como para todo el Valle del Tiétar. Reza así: “Castilla, la venerable y severa matrona, tiene una sonrisa juvenil y coqueta en este valle encantador”.

Bienes de Interés Cultural - Barranco de las Cinco Villas - Valle del Tiétar - TiétarTeVe
Barranco de las Cinco Villas

El protagonista indiscutible de estas tierras del sur de Ávila es, sin duda, el paisaje. Un paisaje al que la naturaleza ha otorgado unas cualidades sin par. Un paisaje  que ha sido comparado con el helvético; recibiendo también estos lares el calificativo enaltecedor de Suiza española.

Claro que ese paisaje que podemos contemplar y admirar en la actualidad fue en otro tiempo más salvaje, fragoso y boscoso; muy propicio para la caza del oso como nos relata el rey Alfonso XI en su Libro de la montería. Hoy campa a sus anchas el jabalí, pero este paisaje no ha perdido ni un ápice de las bellezas del pasado; por el contrario,  la antropización, la intervención humana en el mismo nos permite una mejor contemplación y disfrute.

Se presenta ante nuestros ojos la barrera montañosa de la Sierra de  Gredos, espina dorsal de España, desde su costado sur y cortada por el tajo  del Puerto del Pico que se prolonga en las últimas estribaciones graníticas hacia el oriente, tapizadas de piornos y pastos de alta montaña. Las laderas labradas con el sudor, el esfuerzo y tesón de nuestros ancestros que han conseguido domeñar esta naturaleza agreste, encontrando en la técnica del abancalamiento,  -heredada de los moriscos-, para  poder cultivar estas tierras, el remedio para la supervivencia y donde todavía hoy continúa siendo muy difícil una total mecanización. 

Sur de la Sierra de Gredos - Valle del Tiétar
Sur de la Sierra de Gredos – Valle del Tiétar

La faz más visible  de las laderas de estas vetustas tierras son las repoblaciones de pinos, -en detrimento de los robles primigenios-, plantados para frenar los arrastres de tierra y  paliar los terribles efectos causados por el principal cáncer de estos lares: los incendios forestales. 

Junto a  las repoblaciones, aparecen, veteados de prados, las viñas, árboles de ribera y árboles frutales de lo más variopintos, que se desarrollan en  la multitud de terrazas de paredes de  piedra sujetando la  tierra, que forman parte de ese paisaje humanizado, que podemos contemplar en la actualidad: olivos, higueras, castaños, cerezos…, dentro del microclima de estas tierras, que permite, en un régimen de minifundios -herencia a su vez del pueblo suevo-, los cultivos más variados y en tierras más meridionales, ya en pleno Valle del Tiétar y a las puertas de la Vera cacereña: espárragos, cítricos, pimientos para la obtención del pimentón, tabaco etc.

De cara al futuro, los agricultores de  estas tierras tienen planteados importantes retos, tanto de promoción como de reconocimiento y colocación de los productos en los mercados. En este sentido es loable, en el caso de nuestro pueblo y de otros de la comarca, el esfuerzo que se ha realizado por conseguir la pertenencia de sus municipios a la DOP “Vinos de Cebreros”. Bien es verdad que actualmente los viñedos aparecen muy mermados en comparación con los de antaño por la venta de derechos realizada por muchos propietarios hace unos años. En la actualidad se está trabajando también desde la Asociación de productores olivareros del sur de Ávila y la Diputación provincial de Ávila,  con el apoyo tanto del Instituto tecnológico agrario de Castilla y León (Itacyl) como de ayuntamientos, con la firma de un convenio de colaboración por el reconocimiento de la DOP “Aceite de oliva Valle del Tiétar”, que supondrá el reconocimiento y la garantía de calidad y excelencia para que  el oro líquido, el aceite de oliva virgen extra, uno de nuestros productos estrella, pueda posicionarse debidamente en los mercados. Es imprescindible también la  integración en los canales de promoción, reconocimiento y  comercialización de nuestros productos.

Cañada Real Leonesa Oriental - Sotillo de La Adrada - TiétarTeVe

Otro de los grandes retos que tiene por delante  la comarca, -sin olvidarnos de importantes lacras como la despoblación y el desempleo-, es el Turismo.  La pandemia del coronavirus está afectando particularmente a este sector, haciendo que haya caído estrepitosamente. Pero no podemos perder la esperanza de recuperación de éste y otros muchos sectores que se han visto afectados igualmente por la pandemia. Esperemos que más pronto que tarde llegue el final o al menos el control total de la enfermedad y que podamos salir del parón impuesto por el coronavirus, recuperar de nuevo el pulso de nuestras vidas y con ello la reactivación económica, aunque sea una ardua tarea. Se presenta el Turismo en nuestra zona como una importante puerta abierta al futuro. En los últimos tiempos, con anterioridad a la pandemia, se han dado importantes pasos en este sentido,  tanto con la creación de  alojamientos rurales como con la de  establecimientos de restauración; mayor impulso del senderismo, confección de  guías y folletos turísticos, oficinas de turismo… Tal es el caso por ejemplo de San Esteban del Valle donde, promovidas por el Ayuntamiento, se han venido desarrollando una serie de iniciativas y actividades como rutas guiadas de senderismo, (con lo que conlleva de mantenimiento de los senderos), apertura durante la época estival de oficina de turismo, extensible también a los monumentos religiosos etc.; habiendo otros proyectos para el futuro. Siendo iniciativas muy loables e interesantes, cabe ampliar el abanico de posibilidades para conseguir un total  desarrollo turístico de la comarca.

Castillos del Valle del Tiétar - Ávila
Castillos del Valle del Tiétar – Ávila

Los tipos de turismo que tienen mejor encuadre en la misma: el turismo rural y de naturaleza con sus variantes de turismo activo y de aventura, sin olvidar el turismo cultural, necesitan una mayor potenciación tanto en alojamientos e infraestructuras como en creación de empresas turísticas que pudieran dar cobertura tanto a la oferta como a la demanda turística futuras. No hay que olvidar que nuestros principales atractivos son las bellezas paisajísticas y  naturales junto con el clima y la riqueza de agua que sin embargo está muy desaprovechada. A lo que podríamos añadir: el encanto de sus pueblos, la arquitectura popular, la gastronomía… Pero el potencial turístico es aún mayor y permanece, en muchos casos, oculto. Serían necesarios una catalogación global y exhaustiva de los recursos y un estudio de sus posibilidades; potenciando los productos turísticos existentes y creando otros nuevos. Tarea en la que deberían implicarse, de forma  coordinada, las Administraciones públicas; con la participación de la iniciativa privada, para dar a la comarca un mayor auge. Una mayor dinamización  turística de la zona podría aventurarse por estos derroteros, pero teniendo muy presente en todo momento el cuidado, la sostenibilidad y el absoluto respeto hacia el medio natural. 

Castillo del Condestable Dávalos - Arenas de San Pedro - TiétarTeVe
Vistas desde la Torre de la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción del Castillo del Condestable Dávalos y la Sierra de Gredos desde Arenas de San Pedro
FUENTE: Enrique Fernández Dégano San Esteban del Valle (Ávila)
PUBLICADO EN EL DIARIO DE ÁVILA 07-03-2021
Artículo anteriorConcierto de la Charanga «Armando Jarana» en Arenas
Artículo siguienteLas cuadrillas de Diputación de Ávila trabajan refrescando puntos calientes en el IF Navalacruz

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.