Inicio Castilla y León «A gusto en casa» atiende a 2.186 usuarios en 602 municipios de...

«A gusto en casa» atiende a 2.186 usuarios en 602 municipios de CyL

206
0

El programa de la Junta de Castilla y León «A gusto en casa» atiende ya a 2.186 usuarios en 602 municipios de todas las provincias de Castilla y León y alcanza un presupuesto de 2,7 millones. Los cuidados en las viviendas particulares generan 64 puestos de trabajo por cada 100 personas atendidas, lo que coloca a Castilla y León a la cabeza en creación de empleo vinculado a la asistencia a personas mayores y dependientes. La consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades hace balance del modelo de ‘Atención en Red’ en Alcañices (Zamora), donde ha destacado el aumento de la intensidad horaria y la ampliación de la ayuda a domicilio.

La atención en el propio hogar del usuario ?persona mayor o dependiente? es una de las grandes apuestas de la Junta de Castilla y León en el sistema autonómico de cuidados y un pilar básico del modelo ‘Atención en Red’. Uno de los programas principales en este ámbito es ‘A gusto en casa’, que comenzó a implementarse en 2021 en las comarcas de Aliste y Sayago, en Zamora. Tras dos años de desarrollo y extensión al resto de provincias, la consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades, Isabel Blanco, ha hecho balance de esta medida durante su visita a la localidad zamorana de Alcañices.

Allí ha señalado que, con los 2,68 millones de euros de presupuesto actuales, ya se atiende a 2.186 usuarios en 602 municipios de toda la Comunidad, de los que casi una cuarta parte corresponde a localidades de Zamora (166), con 571 personas atendidas a través de la colaboración con la Fundación Intras.

Otra de las iniciativas que se ha venido desarrollando y sobre la que también se ha manifestado la consejera es la de ‘Viviendas en Red’, un programa, ha destacado, que entronca directamente con la filosofía del modelo. Se trata de un servicio de atención para aquellas personas cuyas viviendas tengan barreras no subsanables y les impidan vivir de manera autónoma, pero también para quienes deseen ser atendidos en un municipio en el que no poseen hogar, en cuyo caso el apoyo profesional se lleva a cabo en viviendas cedidas por los ayuntamientos.

El presupuesto para este año es de 3,6 millones de euros, con los que se pretende seguir ampliando la red de esos domicilios inteligentes, inclusivos y confortables, en los que se aplican sistemas de inteligencia artificial y emocional, nuevas tecnologías y apoyo profesional. En la actualidad, se está implementando en 13 localidades de Ávila, Burgos, Salamanca, Valladolid y Zamora. De las 31 viviendas adaptadas, tres de ellas están en esta última provincia, concretamente, en las localidades de Fariza, Fonfría y Fermoselle, tras una inversión de 491.100 euros.

Isabel Blanco también se ha referido al programa ‘INTecum’, innovador y pionero en España, que ofrece la posibilidad, a las personas con enfermedad en fase avanzada o terminal, de continuar siendo atendidas en su propio hogar para evitar que tengan que abandonar su entorno familiar y personal. La provincia de Zamora fue, junto a Palencia y Salamanca, la primera en la que se implantó. Actualmente se desarrolla en toda la Comunidad y, de los apoyos prestados a 987 personas, 145 corresponden a residentes en territorio zamorano.

Dinamización económica y demográfica

Este pilar de cuidados en el domicilio, dentro del modelo de ‘Atención en Red’ no sólo extiende la asistencia a todos los rincones de la Comunidad, sino que supone una actividad de dinamización económica, creación de empleo y fijación de población. De hecho, por cada 100 personas atendidas se crean 64 puestos de trabajo a tiempo completo, a los que hay que sumar los 12 de los centros especiales asociados a cuidados de proximidad. No en vano, Castilla y León es líder en creación de empleo en este sector, pues abandera la profesionalización de los Servicios Sociales.

Con este modelo no sólo se da una respuesta innovadora, efectiva y de calidad a las personas y colectivos que precisan de cuidados de larga duración, sino que el sistema social autonómico se adapta a la compleja realidad demográfica de la Comunidad: ruralidad, dispersión poblacional y alta tasa de envejecimiento. De hecho, si el 26,22 % de los ciudadanos castellanos y leoneses tiene más de 65 años, ese porcentaje se eleva al 31,68 % en la provincia de Zamora.

Precisamente, una pieza esencial del sistema de cuidados en el propio hogar y de esa generación de puestos de trabajo, especialmente en el medio rural, es el Servicio de Ayuda a Domicilio, un programa clave de la Junta de Castilla y León en el ámbito de la atención a personas mayores y dependientes en su propia vivienda, que se lleva a cabo a través de la iniciativa ‘Hogares seguros’, y cuyo objetivo es que estos colectivos puedan seguir realizando sus actividades cotidianas de una manera lo más autónoma posible a través del apoyo y el cuidado de los profesionales. Dada la relevancia del servicio, el Ejecutivo autonómico ha incrementado el presupuesto de la Ayuda a Domicilio en 12 millones de euros en los dos últimos años, lo que supone un 16,8 % más, y supera ya los 83 millones de euros.

De hecho, el incremento presupuestario en el servicio de Ayuda a Domicilio es necesario, ha explicado Isabel Blanco, para hacer frente al aumento de la intensidad horaria que se ha venido aplicando durante este periodo, así como para continuar ampliando los supuestos de gratuidad a la vez que se reduce la parte que abonan los usuarios. Castilla y León ya es una de las comunidades autónomas con la aportación más baja por parte de las personas beneficiarias.

Atención residencial en la vanguardia

El segundo pilar del modelo de ‘Atención en Red’ son las residencias para personas mayores. Un sistema asistencial en constante evolución y que ha experimentado cambios drásticos y trascendentales en los últimos años. La generalización de las unidades de convivencia, que replican el tamaño y el ambiente del hogar familiar, está transformando estas instalaciones en centros multiservicio, puesto que, a la vez, son domicilios en los que se potencia la vida autónoma de los residentes, conjugándola con los apoyos profesionales necesarios y conectando los principios de la atención en el hogar con los de los cuidados en estos centros.

A través de una inversión de casi 100 millones de euros, se ha dado un vuelco al modelo de atención, con la apertura de la nueva residencia de Salamanca y la construcción de los futuros centros de Zamora y Ávila, pero también con la adaptación y remodelación de las instalaciones de Burgos, León, Palencia, Segovia, Soria y Valladolid.

Además, la futura Ley reguladora del Modelo de Atención Residencial para cuidados de larga duración en Castilla y León, cuyo proyecto de ley ya ha sido aprobado en el Consejo de Gobierno, fomenta la extensión de las unidades de convivencia a los centros ajenos a la Junta. Sin esperar a la aprobación de dicha norma, la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades convocó el mes pasado una línea de ayudas por 15 millones de euros para que las residencias pertenecientes a entidades locales menores de 20.000 habitantes, organizaciones sin ánimo de lucro y pymes adapten sus instalaciones. Una subvención que complementa a la ya convocada previamente para las mismas actuaciones y destinada tanto a diputaciones provinciales como a municipios con población superior a los 20.000 habitantes.

Innovación social como pieza clave del modelo

La tercera pata del modelo de ‘Atención en Red’ es la aplicación de la tecnología a los cuidados. Este conjunto de iniciativas innovadoras, que trata de conjugar los últimos avances con la atención en el domicilio y en los centros residenciales, envuelve al modelo asistencial autonómico en la iniciativa ‘Dependencia 5.0’, en el que también tienen cabida las innovaciones dirigidas a las personas con discapacidad.

El buque insignia es la Teleasistencia Avanzada, que desde 2022 es un servicio gratuito para todos los usuarios ?no sólo dependientes?, año en el que se contabilizaron 48.871 beneficiarios. Este sistema de vigilancia a distancia, a través del cual se refuerzan tanto los cuidados como el seguimiento de las personas usuarias, conlleva una inversión de 40 millones de euros entre 2022 y 2025, de los cuales 11,4 se están ejecutando este 2023.

Junto a esta iniciativa, se han implementado soluciones innovadoras como la plataforma sociosanitaria, para compartir información entre Salud Castilla y León y el sistema de Atención a la Dependencia, o la implantación de 62 estaciones de Telemedicina Avanzada en todos los centros residenciales ?tanto de mayores como de personas con discapacidad? con una inversión de 600.000 euros.

Además, a través del impulso de la investigación y de la Compra Pública de Innovación se han adquirido prototipos inteligentes de andadores ?400 unidades por 1,3 millones de euros? e inodoros ?250 por más de un millón?, así como se han desarrollado robots especializados en el cuidado de mayores.

FUENTE: Junta de Castilla y León | Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.