Inicio Noticias 9 de cada 10 anuncios de alimentos para niños no son saludables

9 de cada 10 anuncios de alimentos para niños no son saludables

125
0

OCU lanza una campaña para solicitar una normativa que prohíba la publicidad de alimentos con una valoración D o E en la clasificación Nutriscore cuando estén dirigidos a menores de 15 años.

Los menores son consumidores vulnerables por su dificultad para obtener o asimilar la información, además de por su mayor susceptibilidad para dejarse influir por prácticas comerciales.

En la actualidad, el 40% de los niños tienen exceso de peso. Son menores con una alta probabilidad de sufrir en un futuro problemas de salud como diabetes o cardiopatías.

Artículo de la OCU: "Alimentos para niños: demasiada publicidad insana"
Artículo de la OCU: «Alimentos para niños: demasiada publicidad insana»

Un reciente estudio sobre publicidad de alimentos realizado por la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) en seis canales de televisión (dos generalistas, uno autonómico y tres de temática infantil y juvenil) revela que nueve de cada diez anuncios dirigidos a niños corresponden a productos no saludables: alimentos con una valoración D e E en la clasificación Nutriscore, la más baja posible. Se trata básicamente de anuncios de chocolates, galletas, bollería industrial, comida rápida y cereales de desayuno.

OCU considera estos datos alarmantes. Primero, porque los menores presentan una especial dificultad para asimilar la información y son más susceptibles para dejarse influir por prácticas comerciales, tal y como advierte el reciente Dectreto Ley de protección de los consumidores vulnerables. Y segundo, porque en la actualidad cerca del 40% de los niños tienen exceso de peso y, por lo tanto, tienen una alta probabilidad de sufrir en un futuro problemas de salud como diabetes o cardiopatías.

Lamentablemente no es una situación nueva. Otro estudio realizado por OCU en 2019 ya alertaba de este mismo problema, lo que viene a demostrar que el actual modelo de autorregulación de la publicidad infantil de alimentos por parte de las marcas (el Código PAOS), establecido en 2005, no ha funcionado en modo alguno. Por eso OCU lanza una campaña para solicitar al Ministerio de Consumo una normativa que prohíba la publicidad de alimentos no saludables cuando estén dirigidos a menores de 15 años; en concreto aquellos con una valoración D o E en la clasificación Nutriscore, la más baja posible.

Al mismo tiempo, la Organización de Consumidores y Usuarios recomienda descargarse la app OCU Market para conocer la valoración de Nutriscore de cualquier alimento procesado, así como los aditivos que contiene. Es más, esta aplicación gratuita recoge el precio actualizado de cerca de 150.000 productos de alimentación y droguería en los supermercados del barrio. Basta con leer el código de barras del producto o introducir a mano su denominación.

Alimentos para niños: demasiada publicidad insana

Más de la mitad de los anuncios en la tele de alimentos para niños son insanos

La obesidad infantil es un asunto preocupante. Para frenar el avance de esta epidemia, los sectores de la alimentación y publicidad declararon en el pasado su voluntad de reducir la publicidad de alimentos infantiles no saludables, pero el estudio realizado por OCU revela que la buena intención no es suficiente. ¿Para cuándo una ley que no se ande con paños calientes?

Empacho de publicidad poco saludable

Los niños y adolescentes son un público especialmente sensible a la publicidad; su edad y falta de experiencia les hace ser muy susceptibles y dejarse influir por las prácticas comerciales. Por ello, se les considera consumidores vulnerables.

Nos preguntamos cómo es la publicidad de alimentos que les llega a través de la tele: ¿son anuncios que les animan a comer alimentos saludables?, ¿o más bien les incitan a elegir alimentos grasos, azucarados, con muchas calorías, que deberían estar restringidos a un consumo esporádico? La respuesta no es muy favorable: los análisis de OCU revelan que más de la mitad de los anuncios de alimentos son insanos, y que, en concreto, 9 de cada 10 anuncios de alimentos dirigidos a público infantil son de productos poco saludables (D o E Nutriscore).

No se respeta el código PAOS

En 2005 se firmó el Código PAOS (código de autorregulación de la publicidad de alimentos y bebidas dirigida a menores, prevención de la obesidad y salud) entre agentes de la industria de la alimentación y bebidas y el sector de la publicidad, con el objetivo de reducir la publicidad infantil de alimentos no saludables. Sin embargo, podemos decir que en la práctica apenas se ha notado. Estamos convencidos de que el carácter voluntario del código PAOS no ayuda a que se respeten los acuerdos y, por esta razón, defendemos que se exijan por ley.

Dos análisis de anuncios de la tele con los mismos malos resultados

En OCU han examinado los anuncios de alimentos en televisión dirigidos a niños y han comparado los resultados con otro estudio similar realizado en 2017. La conclusión no deja lugar a dudas: la presión publicitaria de alimentos insanos sigue siendo en la actualidad tan alta como entonces.

Primer estudio en 2017

En 2017, en colaboración con la Escuela Nacional de Salud, del Instituto de Salud Carlos III, realizaron un estudio, que consistió en grabar toda la programación televisiva de un día de la semana de los canales generalistas Antena 3 y Telecinco, así como los enfocados a público infantil y adolescente de Boing, Disney Channel y Neox. Comprobamos que:

  • El 77% de los anuncios de alimentación no estarían permitidos basándonos en los criterios de la Organización Mundial de la Salud (OMS): el 46% pertenecían a grupos de alimentos que no se deberían publicitar, como chocolates, galletas o bollería industrial, y el 31% a alimentos que no se permitirían anunciar por sus elevadas cantidades de grasa, azúcar o sal, entre ellos yogures, cereales de desayuno o aperitivos salados.
  • El 58% de los anuncios de alimentación recibirían una calificación D o E en el sistema de etiquetado nutricional Nutriscore, por lo que serían considerados no saludables.
Artículo de la OCU: "Alimentos para niños: demasiada publicidad insana"

Segundo estudio en 2021

La OCU ha realizado un nuevo estudio en las mismas cadenas, añadiendo un canal autonómico, llegando a un resultado casi idéntico:

  • El 66% de los anuncios de alimentación no estarían nunca permitidos basándonos en los criterios de la OMS: el 41% nunca se podrían anunciar, y el 25 % tampoco por su mal perfil nutricional.
  • Al 59% de los anuncios les corresponderían valoraciones Nutriscore entre D y E.

Comparando los dos momentos, vemos que ha aumentado el porcentaje de anuncios de alimentos saludables (etiqueta A) y ha disminuido el de nada saludables (etiqueta E), pero a cambio de engrosar el porcentaje de anuncios con etiqueta D. Al final, el porcentaje de anuncios de alimentos no saludables (etiquetas D y E) apenas ha variado en un punto: 58% en 2017 y 59% en 2021.

Mucho peor que los anuncios para adultos

La mitad de los anuncios de alimentación grabados en 2021 corresponden a chocolates, galletas, bollería industrial, fast food y cereales de desayuno. Alimentos que en la mayoría de los casos son catalogados como de consumo ocasional por su alto contenido en grasas, grasas saturadas, azúcares o sal.

Si hacemos el ejercicio de separar los alimentos dirigidos al público adulto (chocolates negros o con alto porcentaje de cacao, platos preparados, bebidas vegetales o salsas, entre otros) de aquellos que son alimentos muy consumidos por el público infantil y que en la mayoría de los casos el propio anuncio está focalizado en niños o jóvenes, como el cacao soluble (Cola Cao classic), chocolate (Kinder), fast food (Happy meal), galletas infantiles variadas (Tosta Rica, Dinosaurios, Chips Ahoy), cereales de desayuno (Choco Flakes), etc., las diferencias son evidentes:

  • En el caso de los anuncios para mayores, el 32% de los alimentos serían no saludables, ya que recibirían una valoración D o E, frente al 89% de los alimentos dirigidos a niños y adolescentes.
  • En los anuncios dirigidos a niños y adolescentes no encontramos ni una sola A o B, que corresponderían a los alimentos saludables: todo lo más es una C.
Artículo de la OCU: "Alimentos para niños: demasiada publicidad insana"

Los datos son elocuentes: cuando se trata de alimentación, 9 de cada 10 anuncios de productos dirigidos a niños son de productos no saludables. 

Contra el bombardeo de publicidad poco saludable

Como se puede comprobar, la presión publicitaria hacia los alimentos insanos que reciben los niños y adolescentes es muy alta. No solo lo denuncia la OCU. También la Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria ha dado la voz de alarma: un estudio suyo concluye que 3 de cada 4 anuncios infringe el código PAOS, que se revela como ineficaz, y recomiendan sustituirlo por una regulación que proteja a los menores de la publicidad de alimentos y bebidas no saludables.

Ayuda a que dejen de aumentar las cifras de sobrepeso y obesidad en los niños españoles firmando la campaña de la OCU contra el abuso de publicidad de alimentos insanos y a favor de una ley que haga cumplir las buenas intenciones del código PAOS.

CONTRA LA PUBLICIDAD INFANTIL DE ALIMENTOS NO SALUDABLES

OCU Market, para cuidar de tu salud y tu bolsillo

Si quieres darle a tu hijo lo mejor, seguir una alimentación saludable y equilibrada, prioriza los alimentos frescos y poco procesados, que deben ser la base de la dieta. Y dentro de los productos procesados, escoge aquéllos con un perfil nutricional más saludable, ¿no sabes cuáles son? OCU Market te lo cuenta: descarga tu app, llévala siempre contigo al hacer la compra y compara la valoración nutricional de los productos, así como su precio.

OCU es independencia, influencia y utilidad. Defendemos los derechos de los consumidores y juntos creamos una sociedad de consumo transparente y justa. Ofrecemos información objetiva y veraz para facilitar las mejores decisiones de consumo. Somos la organización de consumidores más importante de España gracias a la fuerza e independencia que nos dan los más de 250.000 socios que, con su apoyo, hacen posible nuestra labor. 
FUENTE: www.ocu.org   

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.