Las BRIF de nuevo en huelga

Nota de Prensa de las BRIF (Brigadas de Refuerzo en Incendios Forestales convocando tres jornadas de huelga los próximos días 28 de septiembre, 2 y 5 de octubre de 2017.

BRIF-en-lucha-TietarTeVeLas BRIF (Brigadas de Refuerzo en Incendios Forestales) son equipos altamente especializados en la extinción de incendios forestales, dependientes del Ministerio de Agricultura, Pesca Alimentación y Medio Ambiente (MAPAMA) bajo contratación de manera directa a través de la empresa pública Tragsa.

Ubicadas en 10 bases repartidas a lo largo de todo el territorio español, se desplazan en helicóptero para actuar en los incendios forestales más complicados por todo el país dada su condición de dispositivo estatal.

Desde su creación en 1992, se han producido mejoras en los periodos de contratación, pero es necesaria una mejora de condiciones en todos los ámbitos.

Durante el año 2015 dentro del contexto de negociación de sus condiciones laborales, comenzaron una lucha que llevó aparejada una huelga indefinida de más de 100 días para cambiar la situación de precariedad del colectivo, la cual no se cerró debido a la negativa por parte de los trabajadores de aceptar la propuesta de la empresa por ser insuficiente.

Pasados dos años, se ha retomado la negocian con Tragsa y MAPAMA, y lo que parecía que podía llegar a buen puerto, tras llevar a cabo dicho proceso de negociación sin presión de cara a trabajar en un ambiente más benévolo para ambas partes, está empezando a resultar una situación estancada en términos y materias muy similares a las que se llegaron en 2015.

Las demandas básicas del colectivo eran y son:

  • Una segunda actividad para cuando no puedan superar las pruebas físicas anuales a las que están sometidos. Ahora mismo, simplemente se está ofreciendo una solución para una pequeña parte del colectivo, pero sin solución real de cara a un futuro que cada vez está más cercano para muchos bomberos forestales de las BRIF que después de dejar sus mejores años y su salud en un trabajo con grandes exigencias físicas y expuesto a muchos riesgos, puede verse en la calle los últimos años de su vida laboral, con todo lo que ello supone.
  • La categoría profesional de bombero forestal, unida a la formación adecuada a las circunstancias del trabajo de riesgo que desempeñan. La categoría de bombero forestal es sin duda el marco y el nombre que se les debe dar, puesto que son profesionales de la extinción y prevención de incendios en el medio forestal, sin embargo, el propio MAPAMA sigue sin querer reconocerla a pesar de que muchos colectivos similares de distintas comunidades autónomas han conseguido dicha categoría.
  • Mejora en las condiciones laborales y salariales, acordes a las exigencias de trabajo que realizan.  Actualmente la cuantificación de su complemento de extinción incluye entre otras variables la  peligrosidad, penosidad, turnicidad, disponibilidad, toxicidad, medio helitransportado, etc. es de 3,7€  diarios. La falta de estacionalidad que hoy los incendios forestales presentan, demanda una disponibilidad de cara a acudir a cualquier hora del día y cualquier día de la semana a una llamada de emergencia por incendio forestal, y en base a eso la empresa está ofertando durante esta negociación un plus de disponibilidad cuantificado en algo más de 17€ por día disponible (menos de 1 euro la hora de disponibilidad al día).

En relación con la actual negociación, entre otras cuestiones que el colectivo considera negativamente reseñables se encuentra el como una empresa pública quiere introducir en el servicio BRIF nuevos puestos técnicos para cubrir la disponibilidad, de libre designación (“elegidos a dedo”) porque es gestión de empresa.

Pretenden además que la parte social acepte un acuerdo en el que es falta grave decir a la sociedad  cuál es su trabajo, publicitar la labor que realizan, o divulgar información en pro de dar a conocer el colectivo, lo cual se realiza sin más razón que cubrir el hueco que algunas administraciones sin voluntad debieran estar realizando. Consideran con esta inclusión dentro del régimen sancionador que de un plumazo se quieren cargar la libertad de expresión.

Además, tras años de reuniones a distintos niveles y foros con la empresa, no entienden como en simples labores de gestión, que no implican ningún coste económico para el servicio, no se consigue llegar a acuerdo. Incluso se magnifican algunas materias de entidad menor, llegando a ser trabas de un gran volumen en la negociación, por ello consideran que existe una gran falta de voluntad y mano izquierda por parte de los gestores de querer avanzar en algunos aspectos.

En época de riesgo alto de incendios forestales es un colectivo que no puede tener vacaciones y ahora además con una disponibilidad enfocada a cubrir el resto del año, se verá notablemente mermado el disfrute de tiempo de conciliación de vida familiar. La conclusión de esto para el colectivo es que el MAPAMA, con la ministra Isabel García Tejerina al frente, y con ello por extensión el propio Gobierno, quieren disponer de un servicio altamente cualificado y disponible ante cualquier circunstancia y no quieren cuantificar en la misma línea de demanda a las personas que van a realizar ese servicio.

Indicar en este punto que el propio colectivo como profesional que es entiende y asume esa disponibilidad, pero no a cualquier precio.

Por otro lado, hace meses se produjo un cambio en la presidencia de Tragsa. La nueva presidenta, Elvira Rodríguez fue ministra de Medio Ambiente, y por ello desde el colectivo consideran que debería apostar por este dispositivo, además de suponer un orgullo para “su empresa” ser la gestora de un medio con tanta experiencia y trabajo a sus espaldas. Su antecesor acudía a las reuniones de la negociación de las BRIF y se involucraba, en cambio ella no ha hecho acto de presencia hasta la fecha en el proceso, el cual ya estaba iniciado cuando se incorporó al cargo, pero aun así esperan que desde esa lejanía esté realizando todo lo que esté en su mano para que la negociación llegue a buen puerto.

Otro dato importante a destacar es que el MAPAMA mantiene los contratos de los trabajadores como fijos-discontinuos por lo que todos los años se ven obligados a visitar las oficinas del paro, a pesar de que los incendios forestales han perdido su carácter estacional y se tiene constancia de episodios en los que mientras ardían los bosques del Norte y Oeste de España sobrepasando a los dispositivos de los medios autonómicos, las BRIF estaban en el paro viendo los acontecimientos a través de los medios de comunicación.

Por todo lo anteriormente expuesto y tras un verano en el que han actuado en muchos de los incendios más devastadores de este país como los de: La cabrera (Encinedo), Hermisende, Yeste en Albacete, San Martín Del Pedroso, Vega La Trave, Verín, Sierra de Gredos, etc., el colectivo BRIF y las secciones sindicales que firman este documento nos vemos tristemente obligados a convocar tres jornadas de huelga los próximos días 28 de septiembre, 2 y 5 de octubre.

Con el único fin de como profesionales que somos recordar que fuimos nosotros en esta negociación los que demandamos una disponibilidad, porque la actual situación de lacra de incendios forestales que sufre este país así lo exige, y que, por supuesto asumimos, pero que es el momento de ser recompensados de manera digna con las peticiones que venimos realizando desde hace años, no podemos dejar pasar más tiempo para ver conseguidas nuestras demandas.

FUENTE: BRIF (Brigadas de Refuerzo en Incendios Forestales) 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>