Exposición Árboles Aéreos – Bosques Místicos de Eduardo Blázquez en Ávila

Nueva exposición de Eduardo Blázquez Mateos: “Árboles Aéreos – Bosques Místicos” en el Centro de Interpretación del Misticismo de Ávila del 19 de abril al 3 de mayo.

Exposición Árboles Aéreos - Bosques Místicos de Eduardo Blázquez Mateos en Ávila – TiétarTeVeÁrboles Aéreos – Bosques Místicos muestra, en veintiséis acuarelas, un itinerario desde los bosques azulados a las grutas pintadas que, desde las lecturas de los textos de Leonardo da Vinci sobre la Manchas, reflexionan sobre el misticismo veneciano del siglo XV y sobre los bosques del Ballet. La presencia del viaje simbólico del Sueño de Polifilo de Colonna, se reproduce en las acuarelas desde un recorrido por árboles y bosques que están determinados por el Acto Blanco del Ballet Clásico.

La clave antropológica e imaginaria, desde la articulación de ensamblajes entre bosques y cielos, entre árboles y nubes, elabora ritmos y trazos que, sobre las imágenes, sobre las experiencias de las lecturas que abarcan la poesía mística, quieren aliarse con las claves alegóricas para adentrarse en las danzas primitivas y en el misticismo de la luz, en los movimientos del alma.

El valor de lo aéreo en las acuarelas, pretende recordar el poder de las abstracciones en/desde la Naturaleza que, como los jeroglíficos del misticismo veneciano, permiten llegar a las grutas de Buontalenti y de Wagner, cuevas repletas de bosques pintados en su interior; al tiempo, se puede insistir en la unión de Julieta(superior a Romeo) con la luz-conocimiento, para llegar ante la coreógrafa Pina Bausch y descifrar el misticismo germano del Romanticismo insertado en la historia de la danza-teatro alemana.

Los sempiternos paisajes de Ofelia, lugares de luz eterna, desde las claves espirituales del prerrafaelismo neoplatónico, definieron la unión imaginaria de los árboles con las nubes iluminadas por los místicos, un alimento-manjar esencial para el manifiesto del Surrealismo. La seriación de acuarelas, con manchas abstractas ocasionales, envían imágenes de huellas, paisajes-parajes-recodos amplios o recortados que pueden liberar la imaginación y asociar cambios desde estructuras aéreas, desde cambios gestados entre el humo-mancha de la acuarela y la tinta china; la Noche se revela desde el impulso vegetal; la belleza de la Abstracción, de actividad mística, fulminante en la creación de árboles alados-apolíneos, frente-sobre árboles invertidos dionisíacos, intensifica la vivencia de la noche iluminada, nocturno alegórico en el Misticismo.

El ascenso al monte, esencial recorrido como la subida al árbol, determina la huella del vuelo visualizado en los bruscos trazos del pincel. La mutación y la mezcla, las superposiciones de técnicas y el velado eclipse, se expresan en vientos horizontales. Desde las cimas, la contemplación desde un lugar elevado, permite la cercanía al cielo, a las nubes, a la bóveda mítica de Miró y de Klein.

El cielo, sublime sonámbulo para Coleridge, inmenso cielo protector de Bowles, nos adentra en lo visible y lo invisible; en este marco, la función azuladora de la propuesta expositiva, dominada por los azules de mi pueblo, de Guisando, desde donde el cielo recorta los bosques para crear los árboles de luz, muestra, entre verticales rústico-místicas que, en Guisando, cada árbol aéreo se eleva en vertical de luz.

Los bosques de constelaciones los visualicé en Guisando, los árboles se unen a las nubes para narrar el nocturno místico. En mis imágenes arbitrarias, fusiono las miradas de las lecturas y pinturas del legado místico con los paisajes de Guisando. Las nubes y los árboles de la Sierra de Gredos activan las metamorfosis, suavizan y dan sentido a las penumbras místicas.

La luz de las nubes-árboles tejen como las moradoras del pintoresco pueblo abulense. El bosque de nubes impulsa la vivencia mística del éxtasis, revitalizado, desde el imaginario de san Sebastián, la mitología del misticismo. El bosque vertical y aéreo, con hojas aéreas, traduce la iconografía del místico árbol ambivalente.

ÁRBOLES AÉREOS-BOSQUES MÍSTICOS.

EDUARDO BLÁZQUEZ MATEOS(URJC)

  1. EL BOSQUE DE GISELLE.
  2. EL ÁRBOL GIRATORIO. LA NUBE AÉREA.
  3. LA ISLA DEL SUEÑO DE POLIFILO.
  4. EL ÁRBOL-NUBE DE LA NINFA-TEJEDORA.
  5. ALMAS/ISLAS.
  6. CIELO-ÁRBOL DE OFELIA.
  7. TRONCOS DE LUZ.
  8. BOSQUE INVISIBLE, CIELOS INDECIBLES.
  9. EDÉN.
  10. ÁRBOL DE JULIETA y DE ROMEO.
  11. RECODO DE SUEÑOS.
  12. NUBE-ÁRBOL.
  13. LA NOCHE REPOSADA.
  14. LA MORADA NOCTURNA.
  15. EL BOSQUE DE RILKE.
  16. EL ÁRBOL DORMIDO.
  17. EL ASCENSO AL MONTE DE LUZ.
  18. EL MONTE DE LUZ.
  19. LA ISLA DE POLIA.
  20. ÁRBOL NOCTURNO DE POLIA.
  21. ARBOL DORMIDO, VUELO NOCTURNO.
  22. ÁRBOLES AÉREOS.
  23. ÁRBOL DE PINA BAUSCH.
  24. LA GRUTA MÍSTICA DE WAGNER.
  25. MORADA DE OFELIA.
  26. BOSQUE MÍSTICO DE OFELIA.

Las acuarelas han sido realizadas en 2017, en ocasiones, tienen manchas de tinta china. El ciclo-itinerario parte de un bosque interior que se une a las imágenes finales para glorificar la visión de la gruta mística.

ÁRBOL AZULADO

Quería establecer una parada ante una representación de la Naturaleza, en cualquier caso, toda Galería de Retratos (las entrevistas a amigos y a alumnos) tiene lienzos con jardines y paisajes…

Al retomar los parajes de Rilke, encontré al hombre-árbol repleto de significación, con un potencial imaginativo capaz de estimular todo lo vegetal; entre espuma y sabia, se impuso el alma del árbol unido a la imagen de Rosalind, obra de John Everett Millais, así unimos el árbol con el libro para elevar la contemplación hacia lo Celeste, hasta la Nube Blanca.

La Mirada, ausente-presente, constata con agitación y suavidad el refuerzo de la magia y del hechizo del Árbol; llegan sensaciones ante la Naturaleza que, viviendo dentro del Bosque como los místicos, van adentrándonos en el árbol invertido, en el Otro Lado del Jardín Blanco de Rilke.

Ante la necesidad de nutrirse, abrazamos el viejo Nogal. La corteza y la piel de los hombres maduros intensifican y amplían la visión del interior del árbol; sobre la savia y la conmoción de la metamorfosis del hombre en árbol, motor de las almas saturnianas, se puede llegar a la gran cima para contemplar el conflicto entre el árbol y la nube, una dialéctica esencial para unir tierra y cielo.

Los árboles marcan caminos para mostrarnos itinerarios de paraísos celestes, edén azulado por la escalera de caracol; la armonía reina en los escenarios que se alteran para vestirse de azul, para convertirse en la morada de los atormentados artistas románticos que, desde la pintura al ballet, retomaron el simbolismo de los árboles e incorporaron abismos infinitos cristalizados en almas errantes. En el Ballet Romántico, el bosque del acto Blanco redime la imagen del Romanticismo, intensifica la dimensión ultramundana del árbol convertido en Castillo de Sueños.

Los troncos de los árboles, como los cuerpos de los telúricos seres alados, viajaron desde los lienzos de Friedrich a las piezas de Pina Bausch. La danza, como obra de arte sublime, cubre el dibujo coreográfico dinamizador que, emulando el movimiento de las ramas giratorias, proclama los procesos de construcción alimentados por lo vegetal.

La nobleza del árbol, sus fuertes ramas y sus infinitas raíces, formulan preguntas en el lenguaje de Pina Bausch; al unirse los Cuatro Elementos, el Azul Aéreo destaca para mostrar la esencia de la purificación en lo terrenal.

Encontré un hombre-árbol en un amplio salón-comedor de la calle Guzmán El Bueno, un joven firme y elevado, le seguí y constaté, en efecto, que Roberto es un bosque con aromas de La Alhambra.

Estos árboles, dentro de un cristal, al ser claros e inalcanzables, al no poder carecer de ellos, podemos ensalzarlos con la certeza de conformar con las ramas un rostro eterno.

FUENTE: Eduardo Blázquez Mateos (Universidad Rey Juan Carlos)

Comentarios

Exposición Árboles Aéreos – Bosques Místicos de Eduardo Blázquez en Ávila — 1 comentario

  1. Pingback: Nueva exposición de Eduardo Blázquez Mateos en Ávila

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>