¿Hay coordinación entre administraciones en los Incendios Forestales?

Manuel Hernández de Ciudadanos pregunta al Gobierno sobre las medidas y tiempos para colaborar en la extinción de los incendios de la provincia de Ávila. Quiere saber si la “coordinación” entre Administraciones central y autonómica “ha sido la idónea para responder de forma rápida y efectiva”.

Manuel Hernández - Ciudadanos Ávila - TiétarTeVeEl diputado de Ciudadanos por Ávila, Manuel Hernández, ha preguntado acerca de las medidas que ha tomado el Gobierno para “colaborar” en la extinción del incendio de Ávila. Además, ha cuestionado sobre los tiempos y sobre las medidas que adoptará el Ejecutivo, en el marco de sus competencias, para conseguir que “no vuelva a ocurrir una situación” como la vivida el pasado fin de semana en Castilla y León.

El parlamentario, en una pregunta por escrito sobre la gestión de los incendios en Gavilanes, Pedro Bernardo y El Arenal, ha querido saber asimismo si la “coordinación” entre las Administraciones central y autonómica “ha sido la idónea para responder de forma rápida y efectiva”.

Tal y como ha recordado Hernández, el viernes 28 de junio de 2019 se declaró un incendio en el municipio de Gavilanes, en el Valle del Tiétar. Este incendio, continúa el diputado, fue expandiéndose a medida que avanzaban las horas hasta el municipio de Pedro Bernardo. Un día después, en el municipio de El Arenal, comenzó otro incendio que, junto con el declarado con anterioridad, alcanzó el nivel 2 con más de 1.400 hectáreas calcinadas. Tres días después de ser declarado el primer incendio, estos siguen activos, aunque en nivel cero, “gracias a la labor de los servicios de emergencias y voluntarios”.

Ha explicado el diputado de Cs por Ávila que, “a causa de la propagación del primer incendio y a la simultaneidad durante el fin de semana del resto, se necesitaron más de 300 efectivos, 16 medios aéreos”, incluidos los de la Unidad Militar de Emergencias (UME). “Todos los recursos humanos y materiales involucrados”, ha subrayado Hernández, “han conseguido disminuir la virulencia del fuego, evidenciando su implicación y necesidad de actuación coordinada con mayor antelación”.

Al hilo, el parlamentario nacional rememora que, en lo que va de año, Castilla y León ha sufrido 971 incendios, un 18 por ciento superior a la media de los últimos 10 años. Además, Hernández ha hecho hincapié en que existe un “déficit hídrico del 30 por ciento, y del 51 por ciento en algunas zonas de montaña”. Ahora, ha comentado, “las áreas dañadas han de seguir siendo tratadas para extinguir finalmente los incendios, así como enfriarlos, y tras ello reforestar la zona de elevado interés medioambiental”.

Por todo ello, Hernández ha expuesto que, tras los incendios de los años 1986 y 2000, “estos sucesos muestran la continuidad de la gestión ineficiente y falta de recursos en la zona, además de los daños evidentes, la decepción y la desolación inicial”, al tiempo que ha manifestado que “se muestra la necesidad de mejorar el mantenimiento de la zona para evitar una repetición de estos sucesos”.

El escrito presentado es el siguiente:

A LA MESA DEL CONGRESO DE LOS DIPUTADOS

Manuel Hernández Muñoz, Diputado del Grupo Parlamentario Ciudadanos, al amparo de lo dispuesto en el artículo 185 y siguientes del Reglamento de la Cámara, presenta la siguiente pregunta para la que se solicita respuesta por escrito sobre la gestión de los incendios en Gavilanes, Pedro Bernardo y El Arenal en la provincia de Ávila.

Congreso de los Diputados, a 1 de julio de 2019

EXPOSICIÓN DE MOTIVOS

El viernes 28 de junio a las 13:15 horas, fue declarado un incendio en el municipio de Gavilanes, en el Valle del Tiétar, provincia de Ávila. Este incendio fue expandiéndose a medida que avanzaban las horas hasta el municipio de Pedro Bernardo. Pasadas las horas, el sábado 29 de junio, el municipio de El Arenal, comenzó otro incendio, que junto con el declarado con anterioridad alcanzarían el nivel 2 con más de 500 hectáreas calcinadas. Según las autoridades, en estos incendios estuvo involucrado el factor humano por negligencia cuando no estuvieron directamente provocados de forma voluntaria, intencionada y con carácter criminal. Tres días después de ser declarado el primer incendio, estos siguen activos, aunque en un nivel más bajo de peligrosidad (nivel 0) gracias a la labor de los servicios de emergencia y voluntarios.

Durante el fin de semana, los incendios han mostrado un fuerte descontrol debido al viento, las elevadas temperaturas y la orografía abrupta del área, que ha dificultado la labor de la maquinaria pesada. Se consiguió con el duro trabajo de todos los servicios que acudieron a la zona, evitar que el incendio llegara a los núcleos de población y evitar así daños mayores.

A causa de la rápida propagación del primer incendio, y a la simultaneidad durante el fin de semana del resto, se necesitaron de más de 300 efectivos, 16 medios aéreos, incluidos a petición de la Junta de Castilla y León, los de la Unidad Militar de Emergencias (UME). Todos los recursos humanos y materiales involucrados como medios aéreos, BRIF (Brigadas de Refuerzo de Incendios Forestales), ELIF (Equipos de Lucha Integral Forestal), autobombas, cuadrillas terrestres, UME, agentes medioambientales, técnicos, Guardia Civil y Protección Civil han conseguido disminuir la virulencia del fuego, evidenciando su implicación y necesidad de actuación coordinada con mayor antelación.

Hay que añadir que Castilla y León ha sufrido en lo que va de año 971 incendios, un 18% superior a la media de los últimos diez años, así como recalcar la existencia de un déficit hídrico del 30%, y del 51% en algunas zonas de montaña. Las áreas dañadas han de seguir siendo tratadas para extinguir finalmente los incendios, así como enfriarlos, y tras ello reforestar la zona de elevado interés medioambiental. Estos han sido incendios de elevada relevancia por su alto daño de recursos naturales.

Tras los incendios de los años 1986 y 2000, estos sucesos muestran la continuidad de la gestión ineficiente y falta de recursos en la zona, causando además de los daños evidentes, la decepción y desolación inicial, como han señalado los habitantes y alcaldes de los municipios afectados. Así mismo, se muestra la necesidad de mejorar el mantenimiento de la zona para evitar una repetición de estos sucesos.

Por todo ello, se formulan las siguientes preguntas:

  1. ¿Qué medidas ha tomado el Gobierno y en qué tiempos, para colaborar en la extinción del incendio de Ávila?
  2. ¿Qué medidas adoptará, en el marco de sus competencias, para conseguir que no vuelva a ocurrir una situación como la vivida este fin de semana pasado en Castilla y León?
  3. ¿La coordinación entre administraciones central y autonómica ha sido la idónea para responder de forma rápida y efectiva?

Manuel Hernández Muñoz

Diputado por Ávila

Grupo Parlamentario Ciudadanos

FUENTE: Ciudadanos Ávila

Comentarios

¿Hay coordinación entre administraciones en los Incendios Forestales? — 1 comentario

  1. No ando muy versado en Política, pero este chico que creo que ahora es diputado no es miembro de Ciudadanos que acaba de firmar un Pacto de Gobierno con el Partido Popular que tiene la competencia sobre todo lo relacionado con la «gestión de incendios» (como él dice) y escribe una carta preguntando (yo entiendo reprochando) al Gobierno de la Nación, que sólo tiene competencia para prestar avionetas, sobre el incendio de Gavilanes: O ESTE CHICO TIENE UNA CARA DE CEMENTO O SOBRA EN LA POLÍTICA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.