Comunicado de la Plataforma Pro Hospital Valle del Tiétar

Comunicado oficial.

La Plataforma por el Hospital Comarcal en el Valle del Tiétar comunica lo siguiente:

La Plataforma por el Hospital Comarcal en el Valle del Tiétar ante las medidas adoptadas por el gobierno español en materia sanitaria que dañan enormemente la ya precaria situación sanitaria que vive la población del Valle del Tiétar, quiere manifestar su total rechazo e indignación, al mismo tiempo que llama a los habitantes de la comarca a no callarse ante tal injusticia y a luchar por la defensa del derecho a una sanidad pública digna, completa e igualitaria.

El Decretazo puesto en marcha por el gobierno de la nación en materia sanitaria, “Real Decreto-ley (RDL) 16/2012, de 20 de abril, de medidas urgentes para garantizar la sostenibilidad del Sistema Nacional de Salud y mejorar la calidad y seguridad de sus prestaciones”, por el cual se establece el llamado COPAGO FARMACÉUTICO, entre otras medidas, modifica leyes actualmente en vigor y pone en evidencia lo que ya se viene produciendo desde que se aprobó la Ley 15/97 (nuevas formas de gestión de la LGS), el camino favorecedor hacia el desmantelamiento y deterioro del Sistema Nacional de Salud, hacia la privatización de los servicios sanitarios públicos, poniendo en riesgo la protección de la salud y la atención sanitaria pública, universal y gratuita.

Estamos asistiendo a un cambio del modelo de Salud Pública mediante el desvío de lo público a lo privado.

El “repago farmacéutico” es una medida injusta que penaliza a los enfermos y supone en la práctica “ un doble impuesto a la enfermedad ” , porque ya pagamos a través de la Declaración de la Renta, el IVA, los impuestos del alcohol y el tabaco, en algunas comunidades autónomas, el céntimo sanitario en gasolina, etc. y además, se paga entre un 40 y 60 % del precio del medicamento. No hay que olvidar que estamos en un país donde más de la mitad de los pensionistas cobran menos de 650 euros.

Si lo que se pretende es reducir el elevado coste en fármacos “por el uso abusivo” -según se dice- que de ello hacen los pacientes, bastaría con que se den las pautas necesarias a los facultativos que son quienes deben controlar la administración de recetas y las dosis que establezcan con arreglo al tratamiento de la patología de su paciente, a la vez que se debería exigir a la industria farmacéutica atienda a esos criterios médicos en su modelo de fabricación. También es muy necesaria una buena campaña institucional, educativa y preventiva en materia de salud y del uso de los servicios sanitarios.

Los pacientes tendremos que pagar, también, parte de las prótesis, los productos dietéticos e incluso el transporte sanitario no urgente. Y es que estos productos y actividades pasan ahora a ser considerados “servicios accesorios sujetos al copago sanitario.” Los pacientes deberemos pagar medicinas, prótesis, transporte,… y ahí no parece acabarse, pues se desarrollan y se anuncian nuevas medidas recaudatorias, como que los acompañantes de los enfermos en los hospitales deberán pagar por un sillón para dormir (5 euros por noche) o por una cama (80 euros por noche)… ¿Nos  veremos dentro de poco los pacientes hospitalizados pagando por la comida y por la calefacción?

Los pasos para la destrucción del tejido sanitario público español, del Sistema Nacional de Salud “Universal y Gratuito”, uno de los modelos más avanzados y eficaces en Europa y en el mundo, están dándose, sometiéndose al vaivén de los mercados financieros que promueven y presionan para que se produzcan los cambios necesarios en beneficio de empresas privadas y corporaciones, en interés de los grandes laboratorios e industrias farmacéuticas, con todas las facilidades y la complacencia de los gobernantes que dicen representar el interés de la ciudadanía. Hasta ahora, desde todos los ámbitos, la sociedad viene clamando por una modificación de la ley de Sanidad que está permitiendo que distintas administraciones públicas desvíen prestaciones sanitarias al sector privado logrando que infraestructuras sanitarias públicas sean gestionadas por grandes empresas junto a que determinadas atenciones e intervenciones hospitalarias pasen a clínicas privadas, que representan un coste mayor al erario público y deteriora la asistencia recibida en pos de una rentabilidad y beneficio empresarial privado. Una iniciativa ciudadana en este sentido, (Derogación de la Ley 15/97) con más de 450.000 firmas fue llevada el año pasado para que sea debatida en el Parlamento Nacional. Sin atención ni respuesta a esta mayoritaria propuesta de la ciudadanía se decide sobre “externalización de servicios sanitarios”, eufemismo empleado para no decir que se trata de privatizar las atenciones e infraestructuras sanitarias. Externalización de servicios que ya se han puesto en marcha en las CCAA, como limpieza, comida, transporte o seguridad, esterilización, laboratorios, RX, informática y mantenimiento… bajo excusas de reducción del gasto y mayor control y eficiencia. Para ello, la población debe pagar más.

Estos representantes públicos actuales que NO representan a la mayoría del pueblo español (solo han sido elegidos por algo más del 30% de los electores), que mienten e incumplen su propio programa electoral, pretenden imponernos lo que los mercados les demandan para “cumplir con el objetivo del déficit y acabar con la deuda soberana” que, según nos dicen, “necesita España para salir de la crisis y reactivar la economía”. Todo ello, sin consultar a la ciudadanía ni tener su apoyo real, cuando ésta viene rechazando mayoritariamente tales medidas de ajustes, reformas y recortes.

Dónde queda la gran promesa del partido gobernante, el PP, de que nunca tocaría sanidad y educación, ¿era cierta, una verdad a medias o donde dije digo ahora digo diego? Recordemos:

- Mariano Rajoy : “No voy a hacer copago… Tengo descartado el copago; no lo veo necesario y es importante mantener la sanidad pública”.

- Ana Mato : “El PP no se plantea ningún tipo de copago en ningún servicio público”.

- Ana Pastor : “El PP rechaza el copago. Es la medida más injusta que puede haber.” “¿Puedo yo imponer un copago a un diabético que no lo elige? ¿Puedo imponer un copago a un cardiópata que no elige ser cardiópata? Claro, esta es la duda. Vamos, yo no tengo duda ninguna”.

- Esperanza Aguirre : “Ni tirar balones fuera, ni ambigüedades, más claro agua: yo estoy en contra del copago y señoría, mientras yo sea presidenta de esta Comunidad, la Sanidad en Madrid será universal y gratuita, lo que no quiere decir que no cueste, porque cuesta y cuesta muchísimo dinero, muchísimo”.

- María Dolores de Cospedal : “No, no lo vamos a incluir y no lo vamos a hacer”.

- Alberto Ruiz Gallardón : “En sanidad garantizamos la financiación con cargo a los impuestos. No al copago en sanidad. Es un logro histórico que no debemos perder. Y queremos aumentar el fondo de cohesión sanitaria para garantizar la sanidad donde se viva”. “Lo digo rotundamente: No al copago en Sanidad”.

Estamos oyendo decir lo que ya dijera el anterior consejero de Sanidad de CyL en su visita pre-electoral en abril de 2011 para inaugurar los quirófanos del CEP de Arenas de San Pedro; en aquella ocasión dijo: “hacer el Hospital Comarcal no es rentable ni necesario”. Ahora, desde el gobierno de la nación y desde algunos gobiernos autonómicos se está diciendo: “es imposible y hay que olvidarse de que la sanidad pueda seguir siendo universal y gratuita, no es sostenible”.

¿Nos están queriendo decir que no es sostenible porque no es rentable? ¿Debemos pensar que no podemos mantener la sanidad pública como hasta ahora y debemos volver a pagarla, aún más, arrascando nuestro bolsillo? Y, ¿los que utilicen los servicios sanitarios privados acabarán negándose a financiar con sus impuestos nuestro recién desmembrado Sistema Nacional de Salud?

Y es todo un despropósito y a la vez muy preocupante, escuchar lo que se dice desde los estamentos oficiales por nuestros representantes públicos en las administraciones del estado: que para hacer posible , ahora , la universalidad y gratuidad de nuestro sistema sanitario público se ponga precio para que continúe siendo gratuita; que se expulse de ella a determinados colectivos para que siga siendo universal; que se penalice al jubilado y a l enfermo crónico para proteger a los más vulnerables y desfavorecidos; que son necesarios los recortes en los servicios públicos para poder mantener el Estado de Bienestar… ¿Acaso nos toman por tontos y sumisos a esta palabrería engañosa?

Esto es lo más vergonzoso que ha ocurrido en este país, legislando en contra de los más débiles, mintiendo y defraudando a la ciudadanía. Nunca un partido político hizo tanto daño. Con esta reforma la destrucción del Estado de Bienestar avanza sin pausa.

Lo que no nos dicen claramente y es una realidad palpable, es que frente a nuestro estupendo modelo público sanitario -aunque mejorable- están imponiendo el mensaje de quiebra del sistema: que tenemos que repagar los servicios que se prestan y que es más eficaz dejarlo en manos de la gestión privada porque son más eficientes en buscar rentabilidad y obtener beneficios. ¿No es esto un verdadero expolio, una expropiación de un bien público esencial protegido por los más elementales derechos humanos y constitucionales, que sin consulta a la población va pasando a manos de los intereses privados?

La salud es lo más importante. El derecho a la protección de la salud y que los poderes públicos lo garanticen es un deber constitucional (Art. 43 de nuestra Carta Magna).

Es un despropósito y una injusticia soberana que un gobierno decida penalizar a la ciudadanía por el hecho de enfermar pues nadie escoge a su gusto el hacerlo.

El estado no puede ni debe poner en riesgo la salud del ciudadano/a.

Esta plataforma, que viene clamando por un Hospital y por salir de la precariedad en la atención sanitaria que padecemos en nuestra comarca, tras haber promovido campañas y jornadas contra el copago y la privatización de la sanidad pública, hoy, por muchas más razones aún, hacemos un llamamiento urgente a la unión de todas las asociaciones y organizaciones sociales y culturales, formaciones políticas y sindicales, instituciones públicas,… y a toda la ciudadanía del Valle del Tiétar, a manifestar su rechazo al Decretazo y luchar por la defensa de una Sanidad Pública sin sobrecargo alguno, completa, de calidad y para todas y todos por igual.

En Arenas de san Pedro a 6 de mayo de 2012

PLATAFORMA POR EL HOSPITAL COMARCAL EN EL VALLE DEL TIÉTAR

Para más información, contactar con los portavoces:

Eduardo de la Torre: 920390285

Pedro Mesón: 920372303

José Verdesoto: 918678784


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>