Las BRIF en huelga el 15, 16 y 17 de Julio e indefinida desde el 27

Nota de Prensa de las Brigadas de Refuerzo contra Incendios Forestales (BRIF), ratificada al 100% por los trabajadores de la base Puerto El Pico.

Transcribimos literalmente la Nota de Prensa recibida en nuestra redacción procedente de la Asociación de Trabajadores de las Brigadas de Refuerzo contra Incendios Forestales (ATBRIF) en relación con el progreso de sus negociaciones con la empresa Tragsa y/o con el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (Magrama).

BRIF en huelga - TiétarTeVe

Trabajadores de las BRIF yendo al foco del incendio en La Parra de Arenas de San Pedro el pasado 10 de julio de 2015.

“Obligados a ir a la huelga con negociaciones abiertas pero con interrogantes y sin avances significativos.

Ese es el resumen que hasta ahora nos han deparado las tres reuniones mantenidas en el seno de la comisión negociadora, de cara a la mejora de condiciones laborales con la empresa Tragsa. Tras esas reuniones podemos empezar a vislumbrar un acercamiento, pues parece que comprenden nuestra reivindicación pero de momento no ponen medios para que cambie la situación:

La categoría profesional sigue siendo algo que para ellos debemos luchar en otros frentes, y que vistiéndolo con bonitas palabras “nos aportarán toda su ayuda siempre que esté en su mano”, pero una vía mucha más cercana de consecución de dicha categoría, sería la inclusión de dicho nombre en el convenio bajo el que nos regimos.

La búsqueda de una segunda actividad de manera eventual para dar salida a varios compañeros comenzó bien, pero no va a ser fácil que se adapte a las necesidades de cada uno, y aun salvando algún caso, no es la vía si no se aporta nada más. El hecho de dar solución a varios compañeros, hubiese sido interpretado como buena voluntad, si hubiese sido bajo unas condiciones justas, pero no es el caso. Esto se suma a que en cuanto a soluciones de valor colectivo, nada hay sobre la mesa por parte de la empresa, ya que la única aportación ha sido realizada por la parte social. Por lo tanto será mejor ponernos a trabajar en una verdadera segunda actividad cosa que hasta ahora no se ha abordado en profundidad.

Saben que en materia económica nuestra propuesta tiene sentido y es necesaria una mejora, pero bien es verdad que las posturas todavía son muy divergentes, no hubo ni una aproximación.

Nuestros tres puntales de negociación se encuentran en esa situación y por ello y más aún si cabe ya que venía decidido por el colectivo desde el día 6 de Junio, los días 15, 16 y 17 de julio se mantienen nuestras tres jornadas de huelga que irán unidas si no hay cambios significativos y en firme, a la huelga indefinida desde el día 27 de julio.

El colectivo es consciente de lo que tiene y a lo que quiere llegar, y no cejará en su empeño hasta conseguirlo. Las negociaciones hasta ahora han sido densas y con acercamientos de posturas poco palpables por no decir nulos. “Debemos ser optimistas y mirar al futuro, trabajar en positivo, no mirar atrás….”son frases que se repiten en esas reuniones, pero que sin voluntad no se consiguen.

Demuestran en cada negociación con sus flojos argumentos a la hora de negarnos las cosas que tenemos razón, por lo tanto parece que lo único que pretenden es crear un parche para pasar el verano tranquilos presumiendo que para algunos puede ser su último verano.

Nosotros tenemos propuestas serias y trabajadas, ellos solamente buenas palabras y propuestas encargadas a terceros y el “no” por respuesta.

Vislumbramos que parte de la empresa, y aquí cabe agradecer la presencia del presidente del Grupo Tragsa en todas las reuniones, empieza a entendernos, pero consideramos que existe otra parte que lleva enrocada en sus teorías muchos años y parece no entender o no querer entender las peticiones del colectivo. Paradójico es para nosotros esto, cuando pensábamos que tendría que ser al revés, que quien más cerca está de nosotros entendiera mejor nuestra problemática y que quien más alejado está fuera con quien debíamos implicar más tiempo en explicarla.

Año tras año hemos visto como nuestros gestores directos dentro de la empresa han hecho caso omiso a nuestras peticiones o demandas, en muchos casos en pro de mejora del colectivo. Han hecho de su gestión una gestión en muchos casos dictatorial con el “ordeno y mando”, lo cual no ha hecho y hace más que crispar y aumentar el malestar del colectivo.

Por todo lo anterior nos hacemos varias preguntas:

  • ¿Quién posee poder de dirección sobre las Brif?
  • ¿Por qué llegan comunicados a las bases de parte de Tragsa que una parte de esa misma empresa desconoce?
  • ¿Por qué en esos comunicados quien da las órdenes es siempre el Magrama? ¿Acaso estamos negociando en el lugar incorrecto?
  • ¿Cómo puede ser que la empresa que nos contrata, y para la que trabajamos, desconozca cual es el trabajo que realizamos? Según demuestran pidiéndonos argumentos e ideas para mejorar el colectivo.
  • ¿Cómo puede ser que nuestros gestores más directos no informen correctamente a la alta dirección de las peculiaridades del servicio Brif? ¿Tragsa funciona como si hubiese varios reinos de taifas?

Todas estas cuestiones no llevan más que a crear desconfianza sobre el resultado de las conversaciones, ya que se parte de una mala base si dentro de la propia empresa existen grupos con predisposición de negociación pero sin toda la información y otros que la tienen y o no la comparten al 100 por 100 con los suyos o no les interesa que la negociación avance.

Tal vez debiera intervenir el Magrama, ya que según algunos de sus comunicados a lo largo de estos años, es quien parece tener el poder de dirección, al pedir la ejecución de órdenes de manera directa con escritos publicados en los tablones de las bases.

Tenemos un colectivo referente a nivel mundial, construido por todos, reiteramos, por todos. Desde el más alto gestor, al último especialista, por lo tanto debemos ser generosos y olvidar nuestras diferencias como decíamos antes, mirar hacia delante y remar todos en el mismo sentido, si todos queremos que esto mejore debemos dejar los egos, celos y tensiones anteriores a un lado.

Pero debido a todo lo anterior y a que de momento la baja generosidad presentada y con ello los avances no han sido suficientes, nos vemos obligados a acudir a una huelga que ninguno de nosotros quería pero creemos justificada.

Esperando que esto cambie debemos mantenernos en la lucha, con la única herramienta de la que disponemos y por ello nos vemos de momento abocados a realizar distintas jornadas de huelga.

Huelga que por cierto tendrá unos servicios mínimos extremadamente abusivos si se ratifica la propuesta que la empresa planteó la semana pasada. Pues a técnicos, técnicos de base, emisoristas y capataces se les vulnera su derecho a hacer huelga, imponiéndoles unos servicios mínimos del 100%. Para los especialistas los servicios mínimos serán del 75%.

Como podemos observar utilizan su poder para cohibir al colectivo en vez de utilizarlo para ayudar y solucionar un problema que ellos mismo han creado. Nos venden como profesionales en todos los foros pero no nos tratan como ello. Dicen que no trabajamos en emergencias pero si nos quieren imponer unos servicios mínimos acordes a un servicio así.

Por lo tanto en este punto queremos dejar claro a la sociedad que esta es nuestra herramienta, que no tenemos otras, pero que como somos conscientes de que nuestro trabajo es un trabajo en beneficio de todos, consideramos que no puede salir perjudicado el patrimonio natural.

Así que desde el colectivo BRIF queremos explicar que como ya se ha dado el caso en otras ocasiones, y en algunos incendios ocurridos hace unos días; el personal que durante estos tres días esté ejerciendo su derecho a huelga (ese 25% de especialistas…) y junto a él, el personal disponible, acudirán a los incendios cercanos a sus bases de manera VOLUNTARIA, esto siempre dentro de la medida de lo posible debido a la carencia en materia de desplazamiento, es decir, acudiremos a extinguir incendios como un voluntario más mientras estamos en nuestra jornada de huelga.

Con esta medida nos podrán decir que pierde sentido realizar dichas jornadas, pero consideramos que es primordial la defensa del medio ambiente ante cualquier otra cuestión. Nuestro trabajo es vocacional y por ello pensamos que esta decisión es la más acertada. Nuestra lucha no ha de costar hectáreas quemadas de monte, no podemos perjudicar a la sociedad por algo que otros no están dispuestos a solucionar.

Por último dejar claro que el colectivo tiene ciertas cosas claras:

Nuestras peticiones son justas, necesarias y acordes al trabajo que realizamos. Sabemos que a la dirección de empresa le parece lógico lo que pedimos por mucho que intenten cerrarse en banda, y cuando algunos consigan apartar a un lado sus posturas egoístas e inmovilistas, seguro empezaremos a mejorar en materia de negociación y los acuerdos se conseguirán mucho más fácil. Por ello deseamos que cuanto antes quien tenga la capacidad, tome el mando para empezar a materializar acuerdos y evitar así llegar a la huelga indefinida.

Tenemos dos semanas para evitarlo.

Adjuntamos a todas nuestras explicaciones una justificación audiovisual que a parte de novedad como explicación de los motivos de una huelga, creemos que es mucho más cercana y directa que un frío texto”.

BRIF en lucha from Visualizo on Vimeo.

FUENTE: ATBRIF

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.